Los invisibles

Actualmente colabora en el periódico El Universal

Javier actualmente colabora en el periódico El Universal

Benito, un hombre gordo, se arregla delante del espejo matemáticamente. Espantando cualquier asomo de vanidad se sabe poco elegante. Mientras alinea su ropa piensa en el desprecio de los hombres: “Me observan impertinentes, y sin que lo sepan, adivino sus deseos de pegarme hasta verme manchado de sangre”. Tambien piensa en las mujeres y los niños: “Sé que las mujeres y los niños me miran con miedo y morbosidad cuando salgo con mi pequeño maletín en la mano”. Entre sudor y resoplidos sube una escalera, su traje desgastado delata su falta de higiene. Llega a una puerta, un cliente lo espera. Benito se finge amable, extiende su mano flácida y sonrie mostrando sus dientes consumidos por el tabaco. Abre su maletín y reanima a una pálida muñeca. Una niña lo mira petrificada, él corresponde con una mirada pura, disimulando el odio. Vende la muñeca, esperando atormente los sueños de la niña.

Mientras tanto en el pueblo de Santa María una irrupción de mendigos acaba con el aburrimiento de los habitantes. El gereral Carral, un hombre malencarado, acalorado y aficionado al bourbon vigila con su titulo de jefe de policia a Pedro Altamirano, el pordiosero con el ojo de vidrio, el gabán raído y la pata de palo. Los niños del pueblo le temen a los indigentes pero a Jorge Gallardo, el archivero de Santa María, la llegada de tantos mendigos le produce una curiosidad irresistible. Durante el carnaval celebrado por el día de la patrona del pueblo, Gallardo decide practicar su afición por el disfraz y busca la forma de persuadir a Altamirano para poder disfrazarse de mendigo utilizando sus ropas, sin saber que la ocurrencia de costaría la vida.

Sin embargo Juan del Río, un pelirrojo irlandés no era aficionado a las ocurrencias, aunque sí a la justicia, practicada vanidosamente como  árbitro de futbol. Durante la patada ofensiva de un delantero el portero de Deportivo Estrella desvia el balón hacia unos matorrales. Logrando ver el blanco del balón corre a buscarlo pero lo detiene un silbato, luego el zumbido de una mosca, finalmente un uniforme negro en medio de un charco seco de sangre. Juan del Río antes de morir se levantó temprano, practicó sus ademanes de autoridad y sabiendose inmune a los insultos comenzó a vestirse siguiendo ciertas supersticiones: primero calzaba el pie derecho antes que el izquiero y se amarraba primero el izquierdo y después el derecho. Con una firmeza disimulada salió a pitar. Siguiendo una jugada el polvo nubla su visibilidad, sólo logrando ver cómo un balón pegaba dentro del área en la mano de un defensa “jugadas de apreciación” se dijo. Un hombre en la tribuna salió de su impasividad para comenzar un reclamo que se convertiría en ataque “eso es penalty“…

Javier García Galiano (1963) con una prosa breve y aveces un tanto aburrida escribe la historia de esos personajes que emergen con vida propia de historias recopiladas en una muy reducida reedición de  editorial La Centena, en cuya contraportada se puede leer: “está dedicada a recuperar obras significativas y a valorar a sus autores”. Según datos biográficos de Galiano es novelista, cuentista y traductor, estudió Literatura Alemana en la UNAM. El libro que se relata es su título más conocido Confesiones de Benito Souza, vendedor de muñecas y otros relatos, editado originalmente en Heliópolis (1994). No hay mucho que decir sobre el autor pero se agradece su casi imperceptible presencia en un mundo literario (x), se agradecen sus traducciones (Joseph Roth, Novalis, Ernst Jünger, Kafka, Heimito von Doderer y Christoph Janacs), pero sobre todo, se agradece que todavía este vivo.

Su colaboración más reciente en el diario El Universal: http://www.eluniversalmas.com.mx/editoriales/2014/06/71030.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s